Según la Real Academia Española, dícese de aquella persona aguafiestas o de mala sombra. La verdad es que yo lo hubiera definido de otra forma como dícese de aquella persona que tiene mala suerte. De todas formas creo que es una palabra que puede definirme cuando hablamos de viajes.

La verdad es que la mala suerte se cierne sobre mí cada vez que tengo que volar. No sé cómo me quedan ganas de seguir intentando coger un avión. Todavía recuerdo el viaje de ida a Dinamarca el año pasado. Ahora leo el post y me río pero la verdad es que no lo pasé demasiado bien entonces. A la vuelta, (ésto no lo escribí en el blog) mi vuelo dese Copenhague a Madrid se retrasó una cuantas horas (creo recordar que tenía que estar a las 5-6 de la tarde en Madrid y a esas horas todavía no había conseguido salir de Copenhague) porque el avión que tenía que coger venía de España y antes de salir hacia Dinamarca había sufrido una avería.

Creo que es de suponer qué es lo que me ha pasado esta vez, jeje. No hay que ser un lumbreras para imaginárselo. Exactamente. La nube de cenizas del volcán islandés de nombre impronunciable, jeje. El Eyjafjallajokull ese. El pasado jueves día 15 de abril, después de comer viendo las noticias, vi que una nube de cenizas había hecho cerrar varios aeropuertos entre los que estaban los de Inglaterra, Dianamarca y Noruega. Llamé rápidamente a Spanair a ver que me decían sobre mi vuelo del día siguiente (viernes 16 de abril) y lo que me dijeron fue que en principio no estaban cancelados porque no sabían que iba a pasar con los aeropuertos daneses al día siguiente. Así que seguimos con nuestro plan, y después de que Fran terminara sus clases en la uni, nos fuimos a Madrid. Cuando nos levantamos, miramos la web del aeropuerto de Copenhague y vimos lo que ya suponíamos: que el aeropuerto estaba cerrado todavía.

Nos dirigimos al aeropuerto y me cambiaron el vuelo para el lunes día 19 de abril, así que pasamos un finde por Madrid improvisado.

El lunes fui de nuevo a Barajas y como los aeropuertos seguían cerrados, mi vuelo estaba de nuevo cancelado.  En vez de cambiar de nuevo mi vuelo para un par de días más adelante decidí cambiarlo para el lunes que viene día 26 de abril, para dejar un poquito más de tiempo a ver si la situación mejoraba. Ayer ya se abrió el aeropuerto de Copenhague, y el de Aalborg, así que espero que el lunes la situación siga igual y pueda volar por fin.

A ver qué es lo que pasa el lunes. A ver si a la tercera va la vencida. Crucemos los dedos :)

Leave a Reply

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>