Hace mucho tiempo que no escribo, lo sé, pero la escritura de mi tesis me tiene sorbido el tiempo. Pero ésto no lo podía dejar de escribir, por la gravedad del asunto.

Éste fin de semana fue el CQ WW. Como todos los años, preparamos con ilusión el concurso, ajustando nuestras antenas y organizando las comidas y los turnos de radio. Todo estaba a punto para comenzar una maratón de radio que duraba 2 días. Todo estaba a punto… hasta la noche anterior, cuando algún indeseable nos tiró las antenas.

El que lo hizo lo hizo con premeditación pues vino preparado con una cizalla para cortar las sirgas, los anclajes y las torretas.  Además había estado anteriormente viendo y preparando como hacerlo. Sabía las posibilidades de la cizalla que llevaba y donde tenía que cortar cada cosa que cortó. Lo digo porque ni en la torreta ni en los anclajes del suelo de nuestra antena de 40m (o cómo fue bautizada por socios de URDE, “Roxana”) que eran más gordos que los de la torreta de la TH6 había intentos de corte. No había ni un corte en falso. Todo lo que cortó lo hizo para la primera, menos una sirga que cuando estabamos recogiendo la vimos machacada debido a un corte fallido con la cizalla. Lo que implica que la cizalla era nueva, o seminueva, por los cortes tan limpios y además que el que lo hizo sabía cómo usarla.

Nosotros nos enteramos del desaguisado al día siguiente. Tan sólo 10 horas antes del concurso.  Os puedo asegurar que aquello era desolador. Todas nuestras antenas en el suelo: la TH6, la “Roxana”, la colineal… Aquello era un amasijo de aluminio. Por mucho que intente explicar en palabras cómo estaba aquello, creo que no lo lograré. Creo que en este caso una imagen vale más que mil palabras para ver el estado en el que quedaron nuestras antenas.

La torre de la TH6

Detalle de la torreta de "Roxana"

Detalle del corte de los anclajes de los vientos de la torre de la TH6

Sirgas cortadas de la torreta de "Roxana"

Así nos encontramos la TH-6

"Roxana" y la colineal de 2m

Y allí estabamos. Felipe (EA2MQ), Urdanga (EB2BOF), Joaquín (EA2CCG), Roberto (EA2DHA), mi padre (EA2DDG) y yo (EA2CWX), mirándonos unos a otros y viendo el desastre que alguien únicamente por envidia nos había causado. Estábamos hundidos. Parte del grupo decía de no participar en el concurso, de dejar que se salieran con la suya, otros planteaban la posibilidad de salir desde el domicilio de alguno de nosotros, pero había otros que no se iban a dejar vencer fácilmente. Teníamos que salir desde la Romaleta. Fuera como fuera.

Empezamos a llamar por teléfono y Félix (EA2PLN) ofreció su dipolo para 10, 15 y 20m. Tan sólo necesitábamos una antena para 40m que solucionamos gracias a una idea de EA2DDG con un dipolo atado a uno de los pinos cercanos a la caseta. Todavía no entiendo cómo aquello pudo radiar. Atado a un pino y a una altura insignificante. Pero milagrosamente aquello no tenía apenas ROE (para el que no sepa que es la ROE, diré que es una medida del ajuste de la antena y que cuanto más baja sea mejor radiará la antena) y el amplificador lineal daba 600W de potencia. Algún día os contaré el secreto ;) Colocamos el dipolo de Félix en un mástil al lado de la caseta y con eso empezamos el concurso.

Al día siguiente tras desmontar y recoger todas las antenas y las torretas, empezamos de nuevo a montar una torreta (con los trozos que quedaron sanos) para poder poner el dipolo más alto. Cuando bajé a la Romaleta me encontré que a pesar que era de noche Evaristo (EA2BSR) estaba soldando piezas que necesitábamos para subir de nuevo la torreta.

Evaristo (EA2BSR) soldando la torreta para subir el dipolo

Mientras, el resto del grupo unos hacían radio como Amaia EA2OSA y otros prestaban su ayuda a los que estaban fuera montando la torreta. Así es cómo quedó la instalación de nuestras antenas para el concurso. Como vereis me he reservado el derecho de ocultar nuestro dipolo de 40m, que ya os he dicho que algún día os contaré el secreto ;)

Antenas del concurso.

A la vez que nosotros, llegaron EA2DMH y unos amigos con su tarta del CQ WW y EB2CSA. Este año para cenar, cambiamos las migas de Felipe por lomo en salsa picante que preparó Roberto. Madre mía como picaba el jodido!! Aunque para algunos parecía que no era suficiente porque Felipe le añadió tabasco. Como siempre, durante la cena reinó el buen humor y las risas, aunque recordando lo mal que lo habíamos pasado el día anterior.

Durante la cena con la "comida china" de Peralta (I)

Durante la cena con la "comida china" de Peralta (II)

Los postres!! Ñam ñam

Por fortuna parece que tenemos un ángel de la guarda que impidió que el desastre fuera mayor y nos dio ilusión para montar unas antenas provisionales y salir al aire.  Al final, acabamos el concurso con más de 760 comunicados (que no está nada mal) para las condiciones precarias en las que estabamos. Ahora nuestra duda es… ¿y si hubieramos tenido la TH6 y la Roxana en funcionamiento? Entonces rompemos todos nuestros récords. Seguro.

Muchos se preguntan por qué no dimos a conocer antes el sabotaje. Pues bien. La razón es muy fácil. Decidimos por unanimidad que no diríamos nada durante el concurso porque muchas veces el ladrón vuelve al lugar del crimen y esperábamos que alguien estuviera a la escucha o dijera algo que no tenía que decir. Y visto lo visto parece que no nos equivocamos.

Ahora nos acusan de autosabotaje. ¿A quién se le ocurre eso? Si realmente teníamos intenciones de sabotear las antenas, ¿para que las ajustamos jugándonos el tipo unos días antes? Dicen que lo hemos hecho para cobrar el dinero del seguro. Razón un poco absurda cuando te das cuenta que hemos puesto más dinero y esfuerzo en montarlas del dinero que el seguro nos pueda dar. Sus razones no se sujetan. Lo que pasa es que hay ciertas personas que se están revolviendo de rabia de saber que tras un golpe así como ha sido el sabotaje un día antes del concurso, hayamos tenido la fuerza de voluntad y tesón para volver a montar unas antenas en menos de 10 horas y salir al aire.

No quiero terminar este post sin dar las gracias a todas aquellas personas que nos han dado su apoyo y por los mensajes de ánimo recibidos por teléfono, mail y por los foros de la URE, y URDE. Un enorme y sincero GRACIAS. Sólo decir que me siento orgullosa de pertenecer a la URDE, donde no sólo compartimos una afición común, si no que somos amigos, compañeros y “hermanos” de radio. Nos podrán tirar las antenas, nos podrán insultar por los foros, podrán inventarse patrañas, pero NO van a conseguir hundirnos. Un grupo como el nuestro es difícil de vencer puesto que tenemos algo con lo que los que tiraron las antenas no contaban.  Nuestro espíritu de grupo, el compañerismo y la amistad que existe entre socios, unido a nuestras ganas de hacer radio y de seguir adelante. Por mucho que nos pongan zancadillas y trampas una y otra vez, nos volveremos a levantar, como el ave fénix que renace de sus cenizas. Puede que ahora nuestras antenas estén rotas, pero estoy segura que más pronto que tarde las repararemos una a una, y la TH6 y la Roxana, volverán a danzar juntas en la Romaleta bajo el cielo de Lerín. Y si no, tiempo al tiempo.

Leave a Reply

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>